Ayuntamiento de MOTRIL
email facebook twitter

Las Fiestas Patronales en honor a la Virgen de la Cabeza se llenan de deseos con el pregón del artista y empresario Antonio Bueno

08/08/2018

Las Fiestas Patronales en honor a la Virgen de la Cabeza se llenan de deseos con el pregón del artista y empresario Antonio Bueno

Las Fiestas Patronales en honor a la Virgen de la Cabeza se llenan de deseos con el pregón del artista y empresario Antonio Bueno

Siete deseos para siete días de fiesta. Recuerdos, emociones y risas han llenado la Casa de la Condesa de Torre Isabel durante el pregón oficial de las Fiestas Patronales en honor a la Virgen de la Cabeza, que ha corrido a cargo del artista y empresario Antonio Bueno.

Bueno ha instado a motrileños y motrileñas a “unirse a través de la alegría”, ser acogedores con quienes llegan a la ciudad, cuidar la localidad y todo lo que ella posee, prestar atención a los más pequeños, rechazar cualquier gesto contrario a la dignidad de las mujeres y disfrutad de la mejor manera posible de estas celebraciones, “abrazándose, bailando, cantando y riéndose”.

La alcaldesa de Motril, Flor Almón, acompañada por la teniente de alcalde de Fiestas y Eventos, Alicia Crespo, y por miembros del equipo de Gobierno y la Corporación Municipal, ha presentado al pregonero de las  Fiestas Patronales, Antonio Bueno.

Almón ha mostrado su alegría por que el artista y empresario aceptará ser “la voz” de estos festejos. La alcaldesa ha señalado que durante estos años se ha buscado a motrileños y motrileñas ilustres para ser pregoneros, “no sólo por ser ejemplo en lo profesional sino también en lo personal, por su profundo cariño a nuestra ciudad y por ser capaces de aportar su particular visión de las Fiestas a través de las palabras”.

“Antonio Bueno no es sólo un gran amigo, también es uno de esos motrileños ilustres. Ha hecho Motril en cualquier lugar donde ha estado, orgulloso de sus raíces, de su gente y de su ciudad. Es una bellísima persona y eso es lo que hace grande a las personas y, sobre todo, a los municipios, el valor humano”, ha manifestado la alcaldesa.

Antonio Bueno ha afirmado que nada une tanto a los seres humanos como compartir la alegría y practicar la solidaridad. “Ni el dinero, ni la fama, ni el poder son capaces de unirnos de una forma profunda y auténtica; al contrario, más bien nos separa y nos enfrenta” ha dicho y, en este sentido, ha subrayado que, a lo largo de la historia, los pueblos han creado sus fiestas “para unir y reunir a las personas. La alegría compartida, también el dolor y la solidaridad, os lo aseguro, nos hace más humanos y más iguales”.

“Así que tan importante como la lucha diaria y el esfuerzo cotidiano, está que sepamos parar nuestro reloj y pongamos todo nuestro empeño en disfrutar y sacar en estos días las mejores de nuestras sonrisas”, ha remarcado el artista y empresario.

Bueno ha hecho también hincapié en que un pueblo que sabe divertirse de una forma auténtica, es decir, desde el respeto y la armonía, “es un pueblo culto y sabio. Eso no significa matar la espontaneidad; al contrario: estos días todo invita a que seamos personas audaces, divertidas, decididas, atrevidas, cómplices, resueltas, enérgicas, libres... así que os digo una cosa ahora que nadie nos oye: que nada ni nadie nos robe aquello que más nos pertenece: el placer de vivir disfrutando”.

Antonio Bueno ha recordado que cuando le ofrecieron ser el pregonero tuvo la tentación de investigar cómo eran las Fiestas antiguamente “y venir aquí con el chisme”.

“Pero no. Pronto me di cuenta que otras personas pregonaron -de una manera espectacular- cómo fueron esos días de antaño y no podría competir con ellas. Me parecía más interesante que el hijo de Carmen ‘La Mortera’, el ‘Morterillo’ -ahora Antonio Bueno-, tratara de recordar sus vivencias en torno a estas Fiestas y compartirlas con quienes quisieran escucharlas. Después de cada recuerdo os voy a hacer una petición para hacer de nuestras Fiestas un espacio más auténtico y feliz”.

Antonio Bueno ha enumerado siete deseos, uno por cada día de Fiesta, entre ellos tratar a todas las personas que se implican en la realización de estas celebraciones (camareros y camareras, feriantes, policías, agentes de seguridad, taxistas, etc.) con cariño y respeto; Que nadie se sienta extraño en esta tierra acogedora y que los festejos sean un lugar de encuentro de personas de todas las culturas y países; Que las fiestas sean un espacio donde el amor y la amistad se vivan sin etiquetas ni protocolos; Cuidar Motril y respetar el mobiliario urbano, y conseguir así una ciudad limpia y sostenible; Cuidar de los más pequeños, ser respetuosos con los demás para que los niños y niñas también lo sean ya que éstos son el reflejo de las acciones de los adultos; Rechazar cualquier gesto contrario a la dignidad de las mujeres y denunciar cualquier conducta machista; y, por último, pasarlo bien abrazarse, bailar, cantar, reír y disfrutar de estos días tan señalados.

Cuando alguien va al teatro, a un concierto o a una fiesta de cualquier índole que sea, si la fiesta es de su agrado, recuerda inmediatamente y lamenta que las personas que él quiere no se encuentren allí. ‘Lo que le gustaría esto a mi hermana, a mi padre’, piensa, y no goza ya del espectáculo sino a través de una leve melancolía’. Eso decía Lorca. Y a mí me pasa igual: imaginándome las Fiestas que comienzan hoy, echo muchísimo de menos a tantas personas que las disfrutaron y que formaron parte de nuestras vidas: miembros de mi familia y amistades muy cercanas. Pero, sea como sea,  también estarán presentes, porque divertirse incluye el recuerdo de aquellos y aquellas que estuvieron en nuestras vidas y que siguen viviendo en nuestras alegrías compartidas”, ha manifestado emocionado Antonio Bueno.

Por último, Antonio Bueno ha agradecido al Ayuntamiento de Motril la confianza depositada para pregonar la Feria, “porque entre muchas personas que podían haber realizado esta tarea, me han otorgado el honor de poder gritar a los cuatro vientos lo que mi corazón siente sobre estos días festivos”.

“Ellas y ellos sabrán por qué lo han hecho, pero a mí sólo se me ocurre un motivo: ser un motrileño empeñado en traer color y alegría al Motril más cercano y cotidiano”, ha concluido emocionado.